Tuesday, July 15, 2008

Odyssée: La Recherche De La Voiture

Antes que nada quiero agradecer a todos los que me han comentado en el blog... de veras no me esperaba ningún comentario y menos positivos, ya que, lastimosamente, en la UPC y en la Católica, tanto profesores como alumnos, me decían que no tenía talento para escribir y que me iba a ir mejor si me dedicaba a algo con números. Con este blog creo que los deje tuertos. Por favor sigan dándome comentarios y si se pueden también algunas críticas para mejorar.

Estaba trabajando en una “trilogía” sobre la señorita P… pero me ha faltado tiempo de terminarlo por culpa de mi aborrecible trabajo y también por los estudios. El miércoles me tope con unos problemas que se me cayeron encima en cadena y mi amigo Matías (un “argentino” que ahora parece peruano y que admirablemente esta ejerciéndose en lo que más le gusta… fotografía y diseño grafico) que me acompaño al final de esta odisea me dijo que sería buena idea postear esta epopeya… le haré caso… a ver qué tal me va con esto.

Este marrano día empezó a las 9 de la mañana. Solo llegué a dormir unas 4 horas y pensaba severamente en quedarme en mi aposento (bueno el de Renzo) y dormir hasta que mi cuerpo se recompusiera… lo más probable hasta que anocheciera, ya que durante esa madrugada me rematé en el gimnasio, pero lamentablemente iba a tener un examen el siguiente día y me vi forzado a ir…

No cuento con un carro propio y amablemente mis amparadores me prestaron un auto viejo, del 93, pero bien leal. Lo único malo de este carro es que no cuenta con un buen sistema de sonido… Audazmente aproveche la partida a Francia de mi amigo Renzo para apoderarme de su carro Nissan Altima del 2001, sin su consentimiento, obviamente, ya que éste cuenta con un estéreo bonachón.

En el salón luche Bizarramente contra el sueño, pero me fue inevitable sucumbir ante los encantos del dios Morfeo… Recobré mis sentidos justo al final de la clase cuando mis oídos percibieron sonidos de carpetas siendo empujadas y personas caminando. Inmediatamente me di cuenta que la clase de 3 horas por fin había concluido. Me quite un hilo de baba que había engendrado un enorme charco de espumarajo sobre mi carpeta y también aparte las legañas de mi semblante para abrir torpemente mis parpados.

Después de desperezarme me encamine al edificio donde había dejado el carro. Fui al lugar donde pensé haberlo dejado pero me halle con un sitio vacío. Como mi memoria suele fallar muy a menudo, me dispuse a caminar por los 5 pisos del estacionamiento. Al arribar al quinto piso se me vinieron a la cabeza dos ideas de lo que le pudo pasar al carro. Primero, quizá se lo hayan robado… la mayoría de esta muchedumbre miamense se las dan de gángster y piensan que usando su ropa baggy, poniéndose un montón de tatuajes y afanándose con su música rapera son malos, a algunos no les basta esto y tienen q imitar a sus héroes de televisión gangsteras y se empeñan en hacer cosas que se hace normalmente en un verdadero ghetto como, por ejemplo, robarse carros para follarle la vida a uno… Segundo, quizá me lo remolcaron… mi amigo nunca le puso una calcomanía de la institución a su carro en sus 2 años de College para poder ser permitido a estacionarse en el campus, y yo confiado en que también iba a tener esa suerte no me anime a conseguirle uno… muy mal de mi parte no haberme acordado de la suerte maldita que acompaña a mi familia Cousineau desde dios sabe cuando…



[De Todos los carros que habían... por qué se tuvo que llevar el mío! (foto de solamente uno de los 10 lotes que hay...]


Ninguno de mis tíos tienen hijo, no se cual es la razón. No son homosexuales y tampoco creo q sean estériles, aunque cabe la posibilidad de que lo sean. El 1ero falleció atropellado por uno de sus tíos a los 3 años, el segundo (el único que aspiraba a convertirse en un profesional) perdió la cordura durante la guerra de Vietnam mientras hacía de medico. Mi padre fue botado de la casa a los 17 por querer convertirse en un hippie cuando vio por segunda vez a “The Doors” y a “Jimi Hendrix”… no pudo terminar sus estudios y se metió a la marina (felizmente termino sus estudios superiores hace 3 años y ahora trabaja en emigración)… el tercero es un ex homeless, divorciado, q vive ahora con mi abuela en una granja en Jacksonville Florida y ,finalmente, el último hermano es un solitario “Truck Driver”, como todos los demás es divorciado y perdió hace poco a su único compañero… su perro…

Regresando al tema… se me cruzó en el instante un agente de seguridad del College y le informe que no podía encontrar mi carro… le di los datos del auto y me dijo que remolcaron un carro con los mismos detalles que el mío… inmediatamente mi mentalidad usurera brotó en mí y me puse a pensar cuánto dinero tendría que gastar ahora para sacar el auto de la remolcadora… 200?? 300??!! Cuanto tendría que gastar para el bus si para cada recorrido me cobran 2 dólares!

Me acerqué a la oficina de seguridad para que me dieran la información de dónde recoger el carro de Renzo y para ahorrarme unos billetes se me ocurrió llamar a unos amigos para que me dieran un aventón a la remolcadora. Lastimosamente mi mala suerte quiso malograrme más mi porvenir... al escudriñar mis bolsillos me acordé que había dejado mi celular en el carro y mis tarjetas de crédito y debito las había guardado en el hogar.
Ahora me vería forzado a regresar a mi hogar para recoger dinero y después irme a la remolcadora. Fácil me tendría que tomar unos 5 buses en total… y de repente me tardaría unas 5 horas con todo el recorrido (esperando al bus y las caminatas bajo el sol tropical de la repugnante Miami).

[Aqui les muestro la foto de la
remolcadora... quedaba en medio e la nada, rodeado por granjas... pobres los que
se ven forzados a tomar el bus para llegar aqui, no divise ningun
paradero...]



A diferencia del transporte público limeño, en donde los buses paran en cada esquina y pasan cada minuto, aquí en Miami uno tiene que caminar por lo menos 15 minutos para llegar a un paradero y esperar mínimo una hora para que el bus llegue al destino… el clima no ayuda mucho tampoco, aparte de que todos los días son radiantes de un momento para el otro se te puede venir encima una lluvia torrencial. Una vez más la maldición de mi familia quiso condenarme… mientras llegaba al paradero divisé el bus que debía tomar para llegar a mi hogar, inmediatamente me precipite para alcanzarlo y justo cuando estaba unos metros de él… como en forma de burla el conductor acelero y me dejo a misericordia del sol floridano… Me eche encima del pavimento junto con otros estudiantes de mi College esperando a que se viniese un bus que me dejara aunque sea cerca de mi hogar. Al cabo de un cuarto de hora se aproximó un bus. Lo tome seguro que me iba a dejar próximo a mi hogar.

Una vez dentro de la "wawa" (bus en "cubano") me di cuenta q había tomado el equivocado… éste se dirigía al lado contrario a donde yo quería ir… pero ya había pagado mi pasaje y una de sus paradas era en el “Dadeland Mall” y decidí tragar allá… alistarme para la gran caminata bajo el sol que se me venía…. También pretendía visitar unas tiendas para comprarme algunos trapos nuevos ya que llevo casi 2 años con los que tengo. Para mi fortuna, a mitad del camino me puse a leer una hoja que saque del College con las direcciones de cómo llegar a la remolcadora…. En el papel decía que solamente el dueño del auto podía recogerlo y si este no se encontraba en el país cualquiera podía ir a recogerlo solamente con un documento notariado en donde el dueño otorgara a la persona poder sobre el carro… En ese momento me sentí devastado… , ¿Cómo haría para recuperar el carro? ¿Que le diría a su vieja cuando no encontrara el auto de su hijo en la casa? ¿Estaría mi estadía en el hogar donde me han acogido en contingencia? No quería pensar en ese dilema en el momento solo quería llegar al mall para deglutirme un subway para abatir mis problemas por lo menos durante unos instantes.

Aniquilé el subway en menos de 1 minuto y calmé mi ansia de joven atocinado. Después se me ocurrió una magnífica idea para recuperar el carro. Tenía pensado llamar a mi familia en Perú para que me falsificaran una nota que me otorgara el poder del carro, lo único que tenía que hacer era decirle a mi camarada que me escaneara su licencia y listo. (No le iba a pedir que me mandara un documento notariado ya que si lo hacía... me mandaba al carajo) Fue así como emprendí mi marcha al hogar una vez más. Apenas salí del centro comercial se me vino encima una ola de calor tremenda después de un par de pasos ya comenzaba a empapar mis telas con sudor, pero esto no me obstaculizaría… después de caminar media hora encontré un paradero con un techo en donde me podía amparar del sol soberano que me consumía de a pocos.


[Este es uno de los varios paraderos que aguardan a los Floridanos. La mayoría
de lo paraderos no lucen como este. Varios son simplemente una banquita de
madera que tiene una palmera que no brinda nada de refugio contra el sol, ni
siquiera tienen un camino pavimentado.]


Después de caminar media hora encontré un paradero con un techo en donde me podía amparar del sol soberano que me consumía de a pocos. A lo lejos divise un rostro conocido. Era Martin, un compañero de mi ex trabajo de “On The Border”. Se había peleado con su novia que acaba de dar a luz hace 2 semanas e iba a esperar a que un amigo le dé un aventón a su trabajo. Le pedí que me diese el aventón a mi también ya que el trabajo quedaba a media hora de mi casa caminando y me dijo que no había problema… pasaron 10 minutos y no podía esperar más… aunque estaba bajo sombra mi cuerpo comenzaba a transpirar una vez más… justo paso un bus y desesperado me subí en él y le dije que este me iba a llevar cerca a mi casa. Mentí, no sabía cuál era la ruta de la wawa. Solamente quería un poco de aire acondicionado para poder reconfortar mi ya extenuado cuerpo. Felizmente me dejó en una avenida importante donde podía hacer conexión con otra wawa para que me dejase a 10 minutos de mi hogar.


[Aquí les muestro la foto de mi ex-chamba "On the Border". El peor trabajo que he tenido en toda mi vida...]


Llegue por fin al hogar después de una caminata ímproba y me acorde que podía usar el carro leal para movilizarme. Me conecte al Messenger para ver quién me podía ayudar en esta situación que ya se había apoderado de mi serenidad. Vi que uno de mis mejores amigos, Matías, estaba conectado y le pedí si podía ir a buscarlo para usar su celular para arrancar mi estupendo plan y me dijo que sí.

En el camino hacia su trabajo se me paso por la cabeza ir a la remolcadora y pedirles que me colaboraran. Pensaba en hacerme pasar por un latino indigente recién legado que solo quería estudiar para convertirse en alguien y que por favor no me exigieran el documento notariado. El gaucho me despojo de mi idea cuando llamo al lugar y le confirmaron que no iban a entregar el auto hasta que se mostrar un documento notariado, así que fuimos directo a mi guarida. Llame a mi familia limeña para iniciar mi soberbio plan y persuadí a mi tía para que me hiciera el acto delictivo.

Concluida la primera fase del plan decidí en dejar a mi partidario a su hogar pero justo llego la adre de Renzo y me pregunto por el carro. No me quedo otra que confesarle la verdad y también sobre el plan que me había ingeniado. Por suerte me informo que ella salía como la dueña del auto. Nos encaminamos a la remolcadora para sacar el auto en el acto. Durante el recorrido me estuvieron molestando por todo lo ocurrido. No se me ocurrían palabras para responder ya que la vergüenza me tapaba la boca. Pague casi 150 dólares para sacar el auto y con el lleve a mi amigo a su hogar.

En el camino a la casa de Matías empecé a enmendar todo lo que me había ocurrido durante todo ese fatídico día mientras escuchaba la canción Destruir de la banda Asmereir, como para relajarme.


- ¿Por qué me tienen que suceder cosas así Matías? Siempre que tengo un problema se me vienen más encima.


- No lo sé huevón. Solo a tí te pasan cosas como estas.


[Indagando por youtube encontre un video
chistosísimo sobre la mala suerte... espero que lo disfruten]





[Aquí les paso la canción que me puse a escuchar miestras dejaba al gaucho en su hogar. Destruir de Asmereir... un poco lo que quería hacer despues de gastar mi dinero para sacar el carro de la remolcadora.]





Las fotos fueron modificadas gracias a mi compadre Matías. Él tomo las del paradero del bus y la que sale como "header" del blog. A mi parecer tiene un don para estas cosas. Si les gustan las fotos por favor pasen por su página web: http://flickr.com/photos/ikuanna_gallery/

9 comments:

Anonymous said...

hermano cada vez escribes mejor.. me encanta leer tu blog.. siento q me lo cuentas a mi.. aca sentadote en el comedor de nuestro hogar.. con tu laptop al costado y tus huevos duros que tragabas a diario.. te extraño chanchis.- ven ya y cuentamelo tambien en persona!!! (l) *tu melliza (L)(k)

Anonymous said...

en vdd si.... esas cosas solo te pasan a ti jajaja!... oie no parece q no estabas inspirado... m has hecho reir mucho! * Mary

Anonymous said...

emo de mierda.. ajaj como te dije .. estaba interesante.. ya me imagino cuando seas viejo contandoles a tus nietos esa historia :'( .. xD jaja... infeliz.. falto el final como t dije.. pero esta bueno ^^

El Infame Matias said...

Jajajajaja, suena aun mas gracioso cuando lo leo! Jajajaja. Muy bueno Carlongo, muy bueno. Tiene que escribir mas seguido, y mira el lado bueno, si te siguen pasando estas cosas, puedes llegar a ser comediante! Solo cuenta lo que te paso y ya!

Bocha said...

Charles, cada vez que te leo,
veo una mejora y una forma de contar las cosas que le llegan
al lector hasta la médula,
que hace creer que esas cosas
no son sólo tuyas, sino experiencias de todos,
como si también hubiesemos
estado ahí, fatigados y con planes incompletos para recuperar ese auto, con equipo de sonido bonachón.

Y como ya te dije, hay que abrir otro blog, escribir los dos, se llamará así:

THE KARMA IS MESSING WITH US.
- BADLY -
AND WE DONT KNOW WHY.

Anonymous said...

Escribes de la pm charles, sabes que siempre tendras un wen pata ak en lima. Extraño... todo. Pasame la voz cuando vengas. Un (k)
-Pareja

dIROLE said...

Hey, Charles! Felicitaciones por lo del blog. Me parece estupendo que hayas encontrado una manera de expresarte y qué chevere que seas tan honesto; te envidio :P Sigue así ;)

Diego R.

Anonymous said...

oie monguis.. jajaj lo volvi a leer.. me da una risa.. escribes lindo.. tu mismo traes tu mala suerte.. ya deja de pensar esoo! ya hablaremos seriamente cuando vengas.. y me hayas traido todo lo q te he pedido y me hagas feliz :D tkm primo!

P said...

asu causa, qué hardcore suena ese día. espero que no hayas tenido (o tengas en el futuro) otro como esos, o que prefieras el bus al carro de tu broder ;)