Wednesday, August 13, 2008

Adieu Avarice. Bonjour La Vie.

¿Valió la pena haber venido a este país? Esta es la pregunta que me hago día a día cuando comienzo a meditar en todas las cosas que deje atrás en Perú y todo lo que aun no he llegado a tener en este país primer mundista (Un cuchitril habitado por avaros, egocéntricos y consumistas).

He analizado esta pregunta con varios emigrantes (la gran mayoría de mi trabajo) y siempre llegamos a la misma conclusión. Nos hemos jodido más nuestras vidas al venir a buscar el supuesto “sueño americano”. Nuestra existencia ahora orbita alrededor del trabajo. Antes teníamos tiempo para las pichangas, tomar con nuestros amigos, pasarla en familia y recrearnos en lo que más nos gustaba. Ahora no hay tiempo ni para copular. Ridículamente yo solo me busque este estilo de vida. Estoy completamente solo en este lugar. Ni el cielo y ni mi madre muerta cuidan ya de mí y mi progreso depende solamente de mí.


Cuando vivía en lima podía disfrutar de mi juventud. Salir todos los días con mis amigos. Tomar, joder, o simplemente “hacer nada”. Me tiraba en mi cuarto y tocaba mi guitarra o me ponía a leer o si no me juntaba con mi equipo de rugby a entrenar. De por ley todo fin de semana se tenía que salir ya sea a una fiesta, concierto, reunión o simple “chupeta” en un parque con unos rones o vinos de 3 dólares. Ahora mi vida se basa en el estudio y en el estupefaciente trabajo... felizmente he podido añadir a ella uno de mis hobbies que es el gimnasio… pero esto solo lo puedo hacer en las madrugadas, sacrificando un par de horas de sueño. Si es que hay tiempo para juntarme con los pocos amigos que tengo, a veces ni lo hago y ellos no me critican por eso. Cada uno está agotado por el trabajo explotador al que esta sometido y prefiere utilizar ese adorado tiempo para descansar.

La falta de amor también es algo que nos hace falta a muchos aquí en el extranjero. Las personas en el norte del continente suelen ser apáticos y viven encerrado en su burbuja. Si es que estas tirado en la calle y necesitas ayuda ninguno se dignara a darte la mano. Les conversas un día y el siguiente día actúan como si no te conocieran, te ven y se pasan de largo. Puedes follarte una muchacha y al siguiente día es como si no te hubiese visto en su vida. Así de misántropo son estos lugares. Esta falta de apego, a mi parecer, lleva a que los habitantes de este lugar tengan que comprarse cosas materiales para poder llenar ese vacío que se siente en la esencia de la persona.





Muchos de mis amigos, incluyéndome, no tenemos enamoradas ni novias. Si alguno está casado es por los papeles. No tenemos a una mujer gracias a nuestro nuevo estilo de vida. Muchos ni tenemos a una de esas amigas cariñosas que las llamas cuando quieres desfogar un poco de estrés. Últimamente ha habido una chica que me ha empezado a gustar (mejor dicho hace unos meses). Pero no me atrevo a decírselo ya que sé que mi extenuante rutina no me auxiliara en formalizar algo con ella. Ni siquiera puedo "jilearmela" ya que termino tan agotado del trabajo que mi cerebro, a veces, no puede ingeniarse frases para abordar una conversación amena con ella. Cada día que pasa me doy cuenta que es muy poco probable de que pueda pasar algo (un poco mas y podría decirse imposible). Pero como siempre, al menos para mí, siempre hay un bichito que me dice que si se puede, que puede ligar algo con ella y q ella siente lo mismo que yo… pero tengo que ser realista, ninguna mujer se puede acostumbrar a mi horario reprimente y lamentablemente no me atrevo a cambiarla ya que le jure a mi madre que iba a ser exitoso en esta vida y que lo iba a lograr mediante el estudio (Ya fije metas y pretendo realizarlas). Aun así les juro que le diré a esta chica lo que siento y cuando lo haga les contare lo que sucedió, no importa que sea choteado vergonzosamente por esta fémina.

Al leer el blog micabeza.com de Rafael Fernández, aprendí una lección de vida que él, penosamente, llego a aprender a sus 34 años. “Primero están las personas que te aman, después el trabajo.” Él lo dio todo de si por su trabajo; su novia sufrió un aborto por no estar a su lado cuidándola, su fortuna personal, cambio de ciudad, su tiempo y sueños y hasta pasó hambre (una historia algo parecida a la mía).

Con el tiempo viviendo en esta cagada de país he aprendido que él no “tener” cosas no importa en lo absoluto. Uno tiene que valorar más su vida y hacer lo que más le gusta. Tratare de hacerlo, sacrificando el dinero extra que me puedo hacer en el trabajo. Viviré con lo necesario de ahora en adelante. ¿Quién me puede garantizar que voy a vivir hasta que sea un viejo decrepito? ¿Qué pasa si esta es la mejor época de mi vida y la estoy desperdiciando en el laburo? He recibido en algunas quincenas más de 1000 dólares y no me sentí tan feliz como en días donde no he tenido ni un real. Por esto pretendo renunciar a mi trabajo de cocinero y me buscare una chamba que no domine mi vida. Si esto significa sacrificar dinero y los viajes que tenía planeado hacer en México no interesa.

[Una canción que habla sobre como uno tiene que volverse fuerte para poder
sobrevivir en las calles. Buitres de Aeropajitas. ]

1 comment:

Renzo said...

pupuuu q sabias tus palabras, he estadio pensando lo mismo q tu, es probable q me kede mas tiempo en francia, x como dices tu, las cosas importantes d la vida, y d ahi viajar hasta q me kede sin un real en lima, para el verano xD "cambio de vida" pupu, y tengo mas planes q t contare despues, a ver q opinas y si atracas, incluyen de todas maneras irnos d miami para siempre y la florida tb, ya veras wuiiiiiiiiii los buitres estan acechando en la ciudad (8)